Inglés británico o inglés americano. ¿Cuál elijo?

La decisión que trae de cabeza a millones de estudiantes, cruelmente diseccionada.

En el año 2001 Madonna sorprendió al mundo una vez más con una de sus recurrentes metamorfosis. Esta vez no tenía nada que ver con sujetadores troncocónicos, novedosos tintes capilares o algún tonto cambio de religión de última hora: se trataba de su acento. Madonna, nativa de Michigan, agradecía el premio Turner hablando un poco disimulado, y algo forzado, acento británico.

 

Huelga decir que el pueblo americano, tan poco amigo de la sofisticación impostada y los gustos europeizantes, recibió el falso acento de Madonna con incredulidad e indignación. El acento inglés, especialmente en los últimos años, es percibido por los estadounidenses como algo cool y sexy, y es por eso que Madonna decidiera darse tono con ello. Por supuesto, hablamos del acento británico real, el que hace que los actores ingleses tengan tantísimo éxito en Hollywood. Otra cosa es el impostado, claro, que nos gusta tanto, y es percibido por muchos americanos como una traición.

 

A Madonna la tontería le duró lo que el matrimonio con el inglés Guy Ritchie, luego ya empezó a salir más de Londres y todo volvió a la normalidad. Pero echando la vista atrás sobre este episodio de enajenación mental transitoria no he podido dejar de reflexionar en lo importante que es el acento y la variedad de inglés que escogemos, y el poco tiempo que dedicamos para tomar tal decisión.

 

 

La decisión y sus factores.

 

Todo el mundo habla inglés con acento. Entre los políticos españoles, por ejemplo, el acento más popular, claramente, es el acento español. Bromas aparte, desde Camonclass os recomendamos elegir otro acento que ponga las cosas más fáciles a nuestro interlocutor.

 

Generalmente uno se hace la pregunta “¿Qué acento escojo para hablar?” cuando es demasiado tarde y ya tenemos uno. El acento con el que hablamos inglés suele marcarlo nuestra educación y nuestro entorno. Si hemos ido a un colegio británico será un elegante acento inglés, si nos hemos pasado la infancia viendo dibujos animados de Disney seguramente será americano. Esto los anglosajones lo denominan “linguistic accomodation”, y es posible que a Madonna le sucediera al mudarse a Londres (aunque su galopante esnobismo juega en su contra).

 

Sin embargo, si partimos de un estudiante adulto que empieza ahora a aprender inglés, ¿qué acento le recomendaríamos? La pregunta nos la han hecho algunas veces, y realmente no hay una respuesta clara. La más evidente es que hay que guiarse por el entorno: si vas a usar el inglés en tu trabajo con ingleses, mejor opta por un inglés británico. Si los intereses amorosos son los que guían tu empresa y tu amado/amada es de Los Angeles, mejor opta por el inglés americano. ¿Ostenta alguno de los dos más prestigio? Definitivamente, no. ¿Más popularidad? Ahí ya entran en juego cuestiones meramente empíricas como la demografía: el inglés americano es hablado por más personas en el mundo. Sin olvidarnos de un factor fundamental, que es la preponderancia de EE.UU. en el mundo de los negocios (en dura pugna con China) y en el cultural (en dura pugna con Bollywood).

 

Luego están los estereotipos, claro. El inglés británico es percibido como más elegante y sofisticado, quizás porque muchos (incluido yo) lo vemos más complicado. La realidad es que los propios británicos ven el inglés americano con muy buenos ojos. Aziz Corp, una empresa británica experta en comunicación corporativa llevó a cabo recientemente un estudio en el que el 47% de los altos ejecutivos británicos consideraba a los ejecutivos con acento americano como más exitosos que los que poseían acento inglés.

 

Como muchos de vosotros sabréis, las diferencias entre inglés británico e inglés americano van mucho más allá del acento. Más incluso de dar las gracias diciendo cheers y rematar todas las frases con un indeed. Las diferencias entre ambos son tantas que dan para libros, pero aquí os vamos a dejar unas cuantas, que quizás os animen a tomar una decisión sobre qué variedad os resulta más atractiva.

 

Diferencias en pronunciación entre el inglés británico y el inglés americano.

 

Son las que más llaman la atención y las que hemos mencionado hasta ahora. Muchos habréis oído hablar de la RP Pronunciation, o inglés de la BBC, que se supone que es la pronunciación estándar del inglés británico. Pues sabed que solo el 5% de los británicos la usa. El Reino Unido es un maremágnum de acentos de lo más desconcertante. En general, casi todos tienen estos puntos en común:

 

  • El inglés rótico. Que no es otra cosa que pronunciar la r final en las palabras que así acaban. En EE.UU se sigue a rajatabla, mientras que en el británico desapareció. Un americano pronuncia car así /kar/ mientras un británico pronuncia /ka:/.
  • La letra t. Los ingleses, cuando va a final de palabra (out) o entre vocales (waiter) la pronuncian claramente, mientras que los americanos la difuminan si es el último sonido lo la convierten en una líquida r si es intervocálica. Por eso un americano llamará al /weirer/ si quiere una cerveza.
  • Las vocales. En el acento británico se distinguen hasta 12 sonidos vocálicos, que en el americanos se ven reducidos, y generalmente acortados. Muchos diptongos, por ejemplo, desaparecen. La cerveza anteriormente citada se pediría /bi:r/ en EE.UU, no /bia/ (me disculparéis por no usar el alfabeto fonético pero tampoco quiero hacer esto demasiado técnico).

 

Diferencias en la entonación y vocabulario.

 

Generalmente el inglés americano es más pausado y plano, mientras que los ingleses son más cantarines, alargan más las vocales y, en casos como el acento escocés o el cockney londinense, pueden hacernos sudar tinta para pillar una frase concreta.

 

Respecto al léxico, las diferencias son muchísimas. Usar una en “territorio enemigo” no significa que no te vayan a entender, pero siempre hay que tenerlo en cuenta y, si es posible, conocer las dos variedades. Podéis ver alguna de esas diferencias entre el inglés británico y el inglés americano en la tabla que acompaña a este artículo de la Wikipedia.

 

Diferencias ortográficas. 

Para finalizar, os dejamos con una última lista con algunas diferencias en el spelling, no sin antes recordaros que en Camonclass damos unas estupendas clases de inglés, tanto británico como americano, vosotros decidís. Lo importante es hablar inglés, la variedad que usemos es lo de menos.

 

Inglés Americano Inglés Británico
Mail Post
Fall Autumn
Movie Film
Garbage Rubbish
Eraser Rubber
Sneakers Trainers
Zipper Zip
Diaper Nappy
Pacifier Dummy
Pants Trousers
Chips Crisps
Cookies Biscuits
Candy Sweets
Stove Cooker
Drapes Courtains
Faucet Tap
Apartment Flat
Closet Wardrove
Elevator Lift
Cab Taxi
Subway Underground
Truck Lorry
Gasoline Petrol
Highway Motorway
Vacations Holidays

 

¿Quieres saber más sobre nosotros? Entra en www.camonclass.com

¿Sabías que puedes bonificar toda la formación que hagas en tu negocio? En Camonclass tenemos 10 años de experiencia formando empresas y podemos ayudarte a que aproveches al máximo tu crédito. Contáctanos y te informaremos sin compromiso alguno.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje

 

Photo credit: FidlerJan from morguefile.com

Comparte!

Deja un comentario