Inglés empresarial. ¿Para qué sirve?

Cuando las palabras “nivel intermedio de inglés” dejan de tener sentido.

Seguro que a más de uno/a se le ha escapado una sonrisilla al leer lo del nivel intermedio de inglés, que forma junto a informática nivel usuario y proactivo y puntual la gran trilogía de habilidades sospechosas ubicuas en los CVs de miles y miles de aplicantes en España. Se ha abusado tanto del concepto nivel intermedio de inglés que, a ojos de los departamentos de RRHH, se trata de una idea tan vaga y flexible que ya prácticamente carece de todo significado. Lo mismo te viene un resuelto hablante con un B2 alto que un fiel seguidor de El Inglés Por Señas .

 

Para cribar el grano de la paja nuestros amigos de RRHH echan mano de los títulos (Cambridge, TOEIC, etc, de los que ya hablamos aquí) pero hoy en día hasta estos se quedan cortos. Si, como personas bien informadas y al día en RRSS nos seguís en nuestro Facebook o Linkedin, habréis podido leer este interesante artículo de Cinco Días  que cuenta, en un anexo final, que las empresas hoy en día demandan más inglés que español. Por nuestra experiencia, en empresas de cierto nivel, tienes más posibilidades de encontrar un buen trabajo sin saber una palabra de español que de inglés. Sí, empresas radicadas en España, como suena.

 

Todo esto nos lleva a esta cuestión: cuando el nivel alto de inglés ya se da por supuesto, ¿qué es lo siguiente? Pues el inglés específico. Un mundo nuevo y apasionante que abarca desde el inglés legal al médico, pasando por el tecnológico. Las áreas son, literalmente, miles, y todo dependerá del área profesional en la que estés especializado/a. En una serie de posts os vamos a recomendar varias de ellas, y hoy vamos a empezar por el inglés empresarial.

 

¿Para qué sirve el inglés empresarial?

De todas las ramas de inglés específico quizás la del inglés empresarial sea la más popular, ya que no hay prácticamente situación laboral en la que no se necesite. Para empezar lo necesitas para redactar un CV en condiciones, después para realizar una buena entrevista y, ya en el día a día, para escribir informes, redactar o gestionar contratos o, simplemente, hacer llamadas telefónicas. Para todas estas situaciones existen fórmulas lingüísticas adecuadas que no se pueden evitar, además de otro tipo de cuestiones no menos secundarias que te ayudarán a manejarte adecuadamente en inglés en el trabajo: ¿estás enviando un CV con foto a una empresa de Estados Unidos? Quizás no sea una buena idea. ¿Sigues empeñado en redactar cartas de presentación en inglés con frases de 3 líneas? No te van a entender. ¡El inglés es el idioma de la frase corta, no nos empeñemos en complicarlo!

 

Si queréis poneros las pilas con todo esto, en Camonclass os recomendamos nuestro curso de Inglés Empresarial, 100% bonificable.

 

 

Nuestro curso de inglés empresarial comienza con una introducción de aspectos básicos de gramática y vocabulario y continúa con temas específicos como redacción de informes, gestión de temas bancarios o negociaciones con clientes. El curso está homologado por la Universidad Rey Juan Carlos y da 2 créditos ECTS. Además, si eres trabajador en activo puede ser 100% bonificable.

 

Para más información sobre nosotros, visita www.camonclass.com

 

¿Sabías que puedes bonificar toda la formación en idiomas de tu negocio? En Camonclass tenemos 10 años de experiencia formando empresas y podemos ayudarte a que aproveches al máximo tu crédito. Contáctanos y te informaremos sin compromiso alguno.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje


Photo credit: pippalou from morguefile.com

 

Comparte!

Deja un comentario