¿Qué es la Fundación Tripartita?

formempre

¿Qué es la Fundación Tripartita? Una introducción.

Como bien sabéis, en este blog el tema de la Fundación Tripartita es recurrente. La mayoría de la formación que damos en Camonclass es programada, así que estamos todo el día resolviendo dudas y somos los primeros interesados en que todo el mundo tenga claro de qué se trata. ¡Así en lugar de dar explicaciones mandamos el link de este artículo y arreglado! ; )

La Fundación Tripartita es el organismo estatal español encargado de coordinar e impulsar las políticas públicas relacionadas con la Formación Profesional, es decir, en el ámbito de las relaciones laborales y el empleo. Por esta razón, en ella participan tanto organizaciones sindicales tales como Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) como empresariales. En este sentido, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales y la Confederación Española de las Pymes son los agentes más representativos.

 

 Principales funciones de la Fundación Tripartita

En general, sus principales funciones son:

– Dar soporte técnico a las empresas, a las Administraciones Públicas y a los sindicatos para la realización de cursos de formación bonificada conducentes a conseguir empleo.

– Ofrecer asistencia técnica al Servicio de Empleo Estatal y a las compañías que participen en el programa.

Difundir las propuestas en materia de enseñanza profesional para que estas llegue a trabajadores y empresarios.

– Colaborar con las actividades asignadas a las comunidades autónomas en materia de empleo.

Cómo funciona

A pesar de que este no es un sistema precisamente nuevo, todavía hay muchas empresas que desconocen tener un crédito para formación, y que pueden realizar la misma bonificándose parte o todo el coste. ¿Cómo se bonifican estos costes? Las bonificaciones de las que pueden disfrutar las empresas a la hora de ofrecer cursos para sus empleados mediante los mecanismos que ofrece este organismo se aplican a las cotizaciones de la Seguridad Social. Si bien es cierto que todos los negocios que tengan su sede y ejerzan su actividad en territorio español pueden beneficiarse de ellas, la realidad es que se hacen distinciones en función del tamaño.

En este sentido, las pymes que dispongan de entre 6 y 9 trabajadores podrán bonificarse el 100% de los cursos que impartan, mientras que, si poseen entre 10 y 49, solo será posible hacerlo en un 75%. Por su parte, en el ámbito de las grandes compañías, aquellas que dispongan de entre 50 y 249 trabajadores se bonificarán un 60%, mientras que las que tengan más de 250 disfrutarán de una subvención del 50%. Por supuesto, existe una manera de hacer que estos porcentajes sean siempre del 100%: si la formación se realiza en horario laboral se cubren los porcentajes de cofinanciación (este es el término técnico) imputando los gastos laborales. Esto es, si un trabajador ha dejado de ganar 20 euros porque ha ido 1 hora a clase, esos 20 euros se imputan como porcentaje de cofinanciación, y así se alcanza el 100% de la bonificación.

¿Cuánto es lo máximo que podemos bonificarnos por alumno/hora? Esto es lo que llamamos módulo máximo bonificable, y depende, en gran medida, del tipo de curso que se vaya a impartir. Por ejemplo, los máximos solo son aplicables en el caso de que se lleve a cabo de forma presencial (entre 9 y 13 €), mientras que, en el caso de la teleformación, se establece en 7,5 €. Esta subvención puede emplearse sin problemas sobre el número de trabajadores que la compañía estime oportuno, si bien es cierto que está completamente prohibido utilizar el dinero de la deducción de las cuotas de la Seguridad Social para otro fin que no sea este.

Si queréis información un poco más en profundidad de estos aspectos técnicos, podéis echar un vistazo a este vídeo y a este artículo que publicamos en su día.

 

Para qué sirve

Las materias que se impartan durante el curso son a elección libre de las empresas y deben escogerse en función de sus necesidades. Por ejemplo, es posible que algunas entiendan que deben mejorar el nivel de inglés de sus empleados puesto que van a comenzar a mantener acuerdos comerciales internacionales, mientras que otras tal vez deseen implementar algún nuevo programa ofimático y precisen que sus trabajadores lo manejen a la perfección. En cualquier caso, el beneficio obtenido para ambas partes es innegable.

En definitiva, la Fundación Tripartita se ha convertido en el organismo clave a la hora de conceder bonificaciones para que las compañías afincadas en el territorio español tengan un mayor número de facilidades a la hora de formar a sus empleados. Su partida monetaria aparece en los Presupuestos Generales del Estado y su éxito en cuanto a demanda resulta innegable. Pese a sus imperfecciones, es un sistema que ha incentivado la formación en las empresas de una manera espectacular durante las últimas décadas.

 

Comparte!