El poder de una buena política de precios.

Reflexionamos sobre una de las decisiones más capitales que hemos de tomar en nuestro negocio.

¿Cuántas horas al día dedicas a vender tu negocio? Apuesto a que en tu empresa el departamento comercial es uno de los más potentes, y con razón: el departamento financiero o administrativo pueden ser los motores de una empresa, pero la gasolina la pone el departamento comercial.

 

Seguramente la mayoría del esfuerzo diario que realiza una empresa se dedica a captar clientes y vender producto. Ahora, ¿cuánto tiempo dedica esa empresa en reflexionar sobre el precio de sus productos? A muchos nos sorprendería el poco tiempo y análisis que se dedica a una acción tan importante como es la política de precios. Muchas veces las empresas se limitan a rebajar en 5 céntimos el de la competencia, otras se decide casi por azar, y la mayoría se piensa y repiensa, pero quizás con poca investigación previa y pocos conocimientos teóricos.

 

Poner precio a nuestros productos y servicios es una de las acciones más decisivas que se realiza a diario en una empresa, y un error o un acierto en el mismo pueden llevar a la misma empresa a la ruina o a la cima más alta. ¿Sería Apple la empresa más valiosa del mundo si hubiera entrado en una guerra de precios, en lugar de posicionarse en un segmento de consumidores de alto poder adquisitivo?

 

A la hora de fijar un precio son muchos los factores a tener en cuenta. El primero sería determinar la demanda, porque la ley de la oferta y la demanda siempre será la más importante así pasen los siglos. Si tenemos un producto que tiene demanda en el mercado, tendremos que estudiar ese mismo mercado: dónde vendemos y a quién, cuáles son nuestros canales de distribución y, obviamente, nuestros costes de producción.

 

Estamos hablando de las bases de todo. Luego ya tenemos que entrar en el análisis de nuestros competidores, no solo a la hora de establecer un precio inicial para nuestro producto, sino también para saber reaccionar a las variaciones de precios que puedan ejecutar. ¿Subimos nosotros también el precio si así lo hace la competencia? ¿En qué casos sería una buena idea y en cuales no?

 

Decía Warren Buffet, que algo sabe de este asunto, sobre la política de precios: “El factor más importante en términos de evaluar un negocio es la capacidad de fijación de precios. Si tienes la posibilidad de subirlos sin perder clientes frente a la competencia, tienes un buen negocio. Si, en cambio, tienes que ponerte a rezar antes de aumentarlos un 10%, estás en un negocio terrible”. En Camonclass también opinamos que es un tema de importancia capital, y por eso te presentamos nuestro Curso de Política de Precios: online, y en apenas 40 horas puedes aprender las bases para fijar y modificar precios de manera fiable.

 

Curso de especialización en Política de Precios.

¿Te has preguntado por qué pagas alegremente 4 o 5 euros por un café con leche en Starbucks pero te llevarías las manos a la cabeza si te cobraran lo mismo en la cafetería de tu barrio? La respuesta es más compleja de lo que parece, pero lo que está claro es que para poder obtenerla hay que comprender como funcionan las políticas de precios. Y de eso en Starbucks saben un rato. ¿A qué esperas tú?

 

¿Quieres saber más sobre nosotros? Entra en www.camonclass.com

¿Sabías que puedes bonificar toda la formación que hagas en tu negocio? En Camonclass tenemos 10 años de experiencia formando empresas y podemos ayudarte a que aproveches al máximo tu crédito. Contáctanos y te informaremos sin compromiso alguno.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje

Photo credit: Alvimann from morguefile.com

Comparte!

Deja un comentario